Viaje al Atardecer

Puente Romano de Córdoba

Para acceder a la ciudad de Córdoba desde el sur de la misma, debemos cruzar el Puente Romano de Córdoba o también llamado “Puente Viejo” debido a que era el único puente que cruzaba la ciudad a lo largo de 20 siglos, hasta que en el siglo XX se construyó el Puente de San Rafael.

Fue construido a principios del siglo I, durante la época de la conquista romana de Córdoba sobre el río Guadalquivir, mide 331 metros y tiene 16 arcos, aunque originalmente tuvo 17. Muchos dicen, que el mismo fue sustituto de uno de madera. Fue medio de entrada a la ciudad desde la parte sur de la península por ser el único punto para cruzar el río sin utilizar embarcaciones.

Desde la época de la conquista musulmana, en un lado del puente (desde donde esta hecha la primera imagen) encontramos La Torre defensiva de Calahorra, de la que os hablaré más adelante y en el otro la Puerta del Puente o también llamada erróneamente Arco del Triunfo, porque nunca fue un arco, sino la puerta de la antigua muralla. La que encontramos en la actualidad, fue realizada por el arquitecto Hernán Ruiz II de 1572.

En 2008, el puente tuvo un proceso de rehabilitación y restauración, que trajo con él cierta polémica, ya que el proyecto fue muy ambicioso y sufrió un cambio brusco, cambiando el adoquinado por un suelo liso de granito.

Viajes Nacionales

4 comentarios

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.