Viaje al Atardecer

Balneario Széchenyi en Budapest

Si me seguistéis por Facebook, sabréis que hoy hace una semana estaba descubriendo la ciudad o perla del Danubio como también se la conoce ¿Sabéis dónde? En Budapest, un lugar que os recomiendo visitar en vuestro próximo viaje, me habían hablado muy bien de ella y se quedaban cortos, ¡he quedado sorprendida! El primer lugar que os quiero enseñar es el Balneario Széchenyiuno de los recintos termales más grandes de Europa.

El Balneario o Baños Széchenyi tienen 15 piscinas en total, 3 grandes al aire libre y 12 pequeñas en el interior del edificio dónde también se ubican los cabinas para cambiarnos, se asigna una cabina a cada usuario mediante una pulsera magnética dónde guardar nuestros objetos personales, las salas de masaje y las saunas.

El balneario se encuentra en el Parque de la Ciudad y su edifico fue construido en 1913 con un estilo neogótico por el arquitecto Győző Czigler. En 1913 se separaban a los hombres de las mujeres y contaban con zonas privadas. Las aguas están compuestas por sulfato de calcio, magnesio, bicarbonato, flúor y ácido metabórico que están indicadas para enfermedades degenerativas de las articulaciones.

Las piscinas más concurridas son las del exterior, ya que son las que mayor temperatura tienen y contrastan con el frío de la calle…  Cuando salgáis tendréis que dar una pequeña carrera para coger la toalla y entrar en calor… ;) . También veréis lo que leeréis en todas las webs y guías, en los accesos de estas piscinas veréis a gente jugando al ajedrez en el agua.

En una de los extremos, os recomiendo que entréis en su torbellino de agua, situado alrededor del jacuzzi central, aunque no lo queráis, la masa humana os obligará a recorrer el circulo que rodea al mismo jacuzzi y veréis que la gente no puede parar de reír. ¡Risa fácil!

Por último, en estos baños podréis alquilar o comprar, tanto gorros, que únicamente se necesita en la piscina central, bañadores, toallas y zapatillas por si se os ha olvidado algo en casa o en el hotel. El precio básico según queráis disfrutar de los baños, masajes de distintos tipo… es de unos 3000 florines, aproximadamente unos 11,5€.

Una última recomendación es que leáis con atención, también consultando un diccionario húngaro, los carteles que hay en cada piscina, dónde os indicará el tiempo recomendado en cada una de ellas y los beneficios para la salud.

Viajes Internacionales

7 comentarios

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.