Viaje al Atardecer

Catedral de Palma de Mallorca o La Seu

La Catedral de Palma de Mallorca o la Catedral de Santa María, también conocida en mallorquín como La Seu, es el lugar de interés que nos da la bienvenida a la isla, por mar, tierra o aire en la ciudad de Palma. Reconozco que tras visitar muchas veces Palma de Mallorca nunca había entrado en la Catedral y me sorprendió gratamento por su magnitud y belleza.

Mallorca Su construcción se inició en 1306 por el rey Jaime II y terminó en 1601 por el obispo mallorquín Joan Vic i Manrique. Desde entonces no creció por fuera sino por dentro, levantando la misma sobre un acantilado que hoy en día está alejado del mar debido a la muralla y la autovía, pero el Parque del Mar, simula la construcción original.

La Catedral de Mallorca ha sido merecedora, con razón, de diversos títulos:

– Catedral del mar, dado que su orilla baña sus pies
– Catedral del espacio, dado que es el templo gótico que, con menos piedra, alberga más espacio interior
– Catedral de la Eucaristía, dado que los ábsides de sus tres naves crean conjuntamente el tríptico más grande del mundo sobre el misterio eucarístico – Catedral de la luz, dado que la luminosidad mediterránea entra de lleno en ella.

A este último nombre hay que hacerle una mención especial debido a los dos rosetones que encontramos en la nave central, considerado uno de ellos como el mayor ojo gótico del mundo. En dos fechas concretas del año, el 2 de febrero y el 11 de noviembre, en el interior de la catedral tiene lugar un gran espectáculo de luz sobre las 8.30h de la mañana, cuando la luz entra por el rosetón mayor y se coloca justo debajo el rosetón de la fachada principal. Os recomendamos ver imágenes de este acontecimiento.

Entre los días 20 y 23 de diciembre, coincidiendo con el solsticio de invierno, coincide la luz entre los dos rosetones y es asombroso poder contemplarlo, por ejemplo desde el Museo EsBaluard, ya que parece que están completamente iluminados. La planta de la Catedral es de 121 metros de largo y 55 de ancho, la cuenta con tres naves, dónde en la mayor encontramos la capilla de la Trinidad, dónde descansan los restos de los reyes Jaime II y III.

Destacan sus tres portales que dan acceso a la catedral y más concretamente, el portal del Mirador o la puerta sur por su ornamentación y por la Virgen del siglo XIV que es una copia de la talla que se encuentra en el interior de la misma. También cabe mencionar, el Portal de l’Almoina o el portal de la Limosna en la parte norte, el cuál recibe su nombre por la casa contigua donde se inician las visitas, construida en 1529 para socorrer a los pobres. Y por último, el portal mayor, ubicado en la parte oeste que preside la Inmaculada, rodeada de quince símbolos femeninos que rinden culto a Santa María.

Imprescindible a los museos de la Catedral, compuesto por tres salas:

– La sacristía de “Vermells” que recibe el nombre porque era el lugar dónde se vestían los monaguillos y la sotana era de color rojo.
– La sala capitular gótica, lugar dónde se realizaban las reuniones oficiales del cabildo.
– La sala capital barroca, de forma elíptica la cual destaca por los dos candelabros que se encuentran en el interior y cuentan con más de siete brazos y 243kg.

A principios del siglo XX, el arquitecto Antoni Gaudí dirigió una serie de trabajos destinados a recuperar parte del espacio original de la Catedral realizando cambios como la eliminación del coro situado en el centro de la nave, que fue dividido en dos y trasladado a los laterales, colocándolo sobre sendos grupos de columnas; la elaboración de un baldaquino para el altar mayor; la creación de un nuevo púlpito (situado a la izquierda del altar mayor) y la introducción de diferentes elementos ornamentales de diseño modernista.

Sin duda, lo sorprendente son los tres ábsides que apreciamos en el interior:

– Ábside izquierdo: Institución de la Eucaristía. Presidido por el retablo Corpus Christi dirigido por Jaume Blanquer (1626-1641), de estilo barroco representando la Última Cena.
– Ábside central: Celebración de la Eucaristía. Encontramos el presbiterio y el coro (trasladado por Gaudía, en 1904, desde el centro de la nave) es la antigua capilla real.
– Ábside derecho: Adoración de la Eucaristía. Nos sorprenderá el asombroso mural de cerámica y el mobiliario realizados por Miquel Barceló y bendecido en 2007 por el obispo Mons.

Sin duda, es una de las catedrales más llamativas que he visitado y que merece la pena visitar, os recomiendo echar un ojo a esta web oficial con información práctica de la Catedral, llamada la WikiSeu.

Mallorca-2

Mallorca-3

Mallorca-4

Mallorca-6

Mallorca-7

Mallorca-8

Mallorca-9

Mallorca-10

Mallorca-14

Mallorca-11

Mallorca-12

Mallorca-13

Mallorca-15

Mallorca-16

Mallorca-5

Mallorca-19

Mallorca-18

Mallorca-20

Viajes Nacionales

2 comentarios

    • Jolin es que las baleares tenemos mucho que aportar, cuando la gente viene se quiere quedar aquí a vivir, y no es para menos, empezando por la catedral, que tan bien describes, muchas gracias por compartir con todos lo bonito de nuestra isla

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.