Viaje al Atardecer

Qué ver en Tromsø (Noruega)

Si visitáis Laponia Noruega, no podéis quedaros sin conocer Tromsø, la capital ártica o como la denominan en Noruega, “La París del Norte” por su asombrosa luz, y ahora entenderéis el por qué. Pero en este artículo, os queremos contar qué ver en Tromsø, esta bonita ciudad de apenas 70.000 habitantes, la mayor ciudad de Troms y la segunda del Norte de Noruega. 

Al estar en una isla, su terminación en ø, significa “isla”, para entender mejor la etimología. Pero por ubicarnos, la mayor parte de la ciudad o de viviendas se localiza en la parte oriental unida por puentes al continente; también si miramos hacia el lado occidental encontraremos la isla Kvaløya, conectada a Tromsø por su puente más característico, el Puente Sandnessund, del que os hablaremos en un poco más abajo.

Tromsø tiene una gran actividad durante todo el año, cuenta con un sinfín de propuestas culturales que podéis leer aquí,  así cómo fenómenos que nos regala la naturaleza; en en verano podremos disfrutar del sol de medianoche con las interminables y magníficas horas de luz; o en invierno siendo uno de los mejores lugares para contemplar las auroras boreales por la ubicación de la ciudad.

Pasear por el centro 

Toda ciudad que se precie merece un buen paseo por sus calles, conocer sus calles, sus casas, edificios y observar el entorno para conocer mejor su cultura. Y eso hicimos recorrer las calles para observar sobretodo, el contraste de sus bonitas casas de madera con los modernos edificios del Ayuntamiento, la Casa de la Cultura o de su extraordinaria Biblioteca que justo en 2015 cumple su décimo aniversario.

Descubriréis lugares y tiendas muy bonitas y cuidadas con una decoración extraordinaria si os gusta el estilo nórdico, por supuesto. Además de por ejemplo, el estudio de fotografía más pequeño del mundo, Siste Skanse. Tampoco os podéis perder Skansen, la casa más antigua de Tromsø y su parque, que en verano tiene una gran actividad. Nos lo cuenta Luis, compañero de viaje en su blog (aquí).

Tromsø_

Tromsø_-7

Calle Storgata

Es la calle principal de la ciudad, dónde todo tiene lugar y dónde se concentran las múltiples tiendas de todo tipo, así como la mayoría de sus restaurantes o bares tal y como os recomendábamos aquí. Encontramos también Ølhallen, el pub más antiguo de la ciudad en el que bien nos dicen, que si no has visitado su local, es que no conoces Tromsø. Recordad, que justo enfrente del pub, encontraréis la fábrica de cerveza Mack dónde ver y conocer la cerveza que seguro probaréis en la localidad.

Al lado de la fábrica de cerveza, encontramos la cabaña de vidrio soplado, Blåst, el taller de vidrio soplado más al norte del mundo y dónde podremos comprar objetos de cristal para decorar nuestros hogares.

Tampoco, os podéis ir sin conocer la tienda de decoración Ting, la cual a mí me enamoró en Bergen (podéis leerlo aquí) y que al ver que aquí en Tromsø había una… ¡No pude resistirme a entrar!

Tromsø_-2

Catedral de Tromsø

Ubicada en plena calle Storgata, lo veréis al pasear por la calle, ya que preside una bonita y cuidada plaza repleta de vegetación y contrasta por su construcción en madera. La única catedral de Noruega, junto a la Catedral de Nuestra Señora de Tromsø en la misma ciudad, construida en este material, la cual data de 1861.

Por lo que hemos leído en la web de la oficina de turismo de la ciudad, en verano, también se organizan conciertos en su interior.

Catedral Ártica 

A pesar de llamarse Catedral, no lo es, es una iglesia que se ha convertido en el símbolo de la ciudad por la singularidad de su edificio, el cuál se aprecia desde casi cualquier punto de la localidad. Se encuentra cruzando el Puente de Sandnessund, justo en el barrio de Tromsdalen, una zona rodeada de naturaleza con vistas al fiordo y al centro de la ciudad. Podéis leer el artículo completo aquí.

Polaria

Si visitáis Tromsø con niños, sin duda tenéis que visitar Polaria, un centro de educación y concienciación medioambiente para conocer la flora y fauna ártica y sus consecuencias climáticas y medioambientales para concienciar a los turistas y visitantes. Se inauguró en 1997 y su la arquitectura de su edificio también es sorprendente, ya que imita a unos bloques de hielo siendo empujados tierra adentro.

Los más pequeños de la casa disfrutarán viendo a las focas barbudas o las especies de peces más comunes del Mar de Barents. También sin duda, es recomendable los vídeos y el material audiovisual que podemos ver durante todo el trayecto.

En verano (del 18 de mayo al 31 de agosto) está abierto de 10 a 19h y en invierno (1 de septiembre al 16 de mayo) de 10 a 17. Los horarios de alimentación de las focas son a las 12.30h y 15.00h.

La entrada es de 120NOK o aproximadamente unos 13€ y para niños 60NOK o 6€.

El barco MS Polstjerna

Está ubicado justo al lado de Polaria, a escasos metros. Un lugar más a visitar para conocer Tromsø y su historia y muy a nuestro pesar, sus tradiciones de pesca, como la cacería de focas. El nombre del barco significa “Estrella Polar” y fue construido en 1949, terminando su vida en activo en 1981 realizando su última expedición.

El barco, en posición vertical, puede visitarse de forma íntegra tanto el interior recorriendo todas sus dependencias, sala de motores, camarotes, así como la como otras salas, pero también el exterior, ya que justo debajo de la cristalera que lo protege, encontraremos un museo con que nos muestra la historia del barco, de sus integrantes y otras funciones que cumplía el Polstjerna como las expediciones científicas para la exploración del Ártico.

La entrada es de 25NOK son aproximadamente unos 3€ y para niños 10NOK, es decir algo poco más de 1€.

 


Muchos más museos como Museo de Arte Contemporáneo ó el Museo Polar, ubicado en uno de los edificios más antiguos de la ciudad y que justo veíamos desde nuestro hotel (aquí), se quedaron en el tintero para conocer más en profundidad la historia y cultura de la ciudad. Pero volveremos con más calma para visitar todo aquello que nos ha quedado pendiente, como por ejemplo las auroras boreales, una asignatura pendiente para conocer en invierno.

Tromsø_-12

Teleférico Fjellheisen

Sin duda, el mejor lugar para divisar la ciudad y sus alrededores, merece la pena ascender hasta el monte Fløya para fotografías este bonita ciudad y contemplar unas increíbles vistas panorámica. Si tenéis un día claro tanto en verano, lo que podría ser un ocaso, por su sol de medianoche; como en invierno, porque es el mejor lugar para contemplar auroras boreales por su altitud, será el paraíso para los fotógrafos. En este artículo os contamos en detalle cómo ascender y su coste.

Sommarøy

Sommarøy ó podríamos llamarlo el Caribe noruego ¿no os lo creéis? Echad un ojo a las siguientes imágenes. Si tenemos ganas de hacer senderismo o de un buen chapuzón, os recomendamos alquilar un coche y a 56 kilómetros ó aproximadamente a una hora, encontraréis este paraíso en el que podremos hacer un trekking para divisar las fantásticas vistas panorámicas que tenemos a 530 metros de altura. Una vez arriba, debemos abrir uno de los buzones para apuntar nuestros nombre y para ganar puntos para tomar un café gratis si seguimos practicando senderismo por la zona. ¡Qué gran iniciativa!

Sommarøy es un moderno pueblo pesquero de apenas 300 habitantes con playas de arena blanca como  a pocos metros la de Otervika, donde se puede practicar el vóley playa.

Viajes Internacionales

2 comentarios

Deja un comentario

*