Viaje al Atardecer

Un día en Toledo

Toledo es una ciudad para visitar una y mil veces. Con amigos, en familia o solos, perdiéndonos en sus callejuelas, disfrutando de su paisaje o simplemente para disfrutar de su gastronomía (este año ha sido elegida la Capital Española de la Gastronomía) este destino siempre es una buena opción para una visita.

Si vivís en Madrid las opciones para llegar son varias: tren, coche o autobús. Si elegís esta última opción (la más económica) tenéis que saber que el servicio está a cargo de Alsa Autobuses con un viaje directo de casi una hora. El trayecto no es muy largo, se nos pasa volando, y la empresa ha lanzado una aplicación de entretenimiento a bordo muy completa que nos hace el viaje aún más corto. Se trata de ONdROAD, un catálogo en streaming que permite disfrutar de películas, series, escuchar podcasts, música e incluso consultar información turística del destino y el clima. Todo el contenido turístico es ofrecido por la comunidad de viajeros MiNube.

La app está disponible para iOS y Android y es de muy fácil uso: la descargáis a vuestro dispositivo y os conectais al streaming. ¡Ya está! sólo os resta relajaros y disfrutar del viaje. Los autobuses están dotados de una red wi-fi específica que soporta la conexión del total del pasaje de la unidad, responsables del departamento de IT nos han contado que testean constantemente el funcionamiento de la aplicación y renuevan el contenido cada dos meses.

Toledo-APP-ONdROAD

Si ya habéis estado en Toledo sabréis que la ciudad tiene varias puertas de acceso, pero si entráis por el puente medieval de San Martín os llevaréis una sorpresa. La Tirolina urbana más larga de Europa, propiedad de Fly Toledo, os recibe para atravesar el río Tajo por el aire. Sin duda una forma muy divertida de comenzar, o finalizar, el recorrido por la ciudad.

En esta oportunidad hemos recorrido la ciudad monumental, hay 103 monumentos que sitúan a la ciudad de las tres culturas entre las mejores conservadas de Europa, por fuera y por dentro. El paseo en autobús por el Toledo extramuros nos dejó una vistas maravillosas de la ciudad y el paseo intramuros, acompañados por uno de los guías de Toledo Turismo, comenzó en el corazón de la ciudad exactamente en la plaza de Zocodover. Originalmente esta plaza era el “mercado de bestias de carga” y ha sufrido varias reformas a lo largo de los años para poder albergar mayor actividad. Actualmente este mercado es conocido como el “mercadillo de El Martes” y está ubicado en el Parque de la Vega.

Esta visita nos aportó varios datos de la ciudad, que seguramente si es la primera vez que estáis allí no tendréis en cuenta ya que no son los más importantes, pero sí curiosos y entretenidos. Toledo fue la primera ciudad hermanada de España con Norteamérica, esto fue en el año 1931 y la ciudad es Ohio. La “Ciudad de Cristal” es la primera de los once hermanamientos que tienen como objeto crear lazos con ciudades afines de otros países.

También nos contó que desde el año 2012 La Judería, uno de los puntos imprescindibles de la ciudad, cuenta con más de 500 azulejos ubicados en lugares estratégicos para que podamos localizar rápidamente dónde nos encontramos. Las placas tienen tres  motivos alegóricos de la cultura hebrea con una doble función: potenciar el valor de la artesanía toledana, ya que se trata de piezas hechas a mano por alumnos de albañilería de la Escuela Taller, y también poner en valor la riqueza patrimonial del barrio judío y sus espacios más destacados.

Toledo-Azulejos

Sin duda alguna la curiosidad más dulce que nos ha contado nuestro guía fue sobre el mazapán con forma de anguila (muy típico de Toledo) y para ello nos remontamos varios siglos atrás. El río Tajo rodeaba la ciudad por todos sus flancos, excepto por el norte, dotándola de grandes ventajas para la defensa y el abastecimiento de alimentos. En sus aguas se podía pescar la sabrosa anguila del Tajo, actualmente extinguida. Los pasteleros toledanos comenzaron a elaborar el mazapán con la forma de este pez durante el último tercio del siglo XIX con el fin mantener su recuerdo entre los habitantes y, como un guiño a la comunidad judía, le han agregado escamas ya que estos por su religión no pueden comer ningún pescado que no tenga escamas ni aletas.

Y para acabar la visita de una forma muy particular hicimos una parada en el Pozo de El Salvador, un pozo/aljibe que actualmente contiene agua y que nos introdujo en la historia hidráulica y subterránea de Toledo.

Este artículo está escrito por Sra. Prado, amiga y colaboradora de este blog, y quién ha querido compartir con nosotros su experiencia disfrutando de la ciudad toledana.

Viajes Nacionales

4 comentarios

Deja un comentario

*