Viaje al Atardecer

Visita a Sintra en 24 horas

Hace unos meses os contábamos nuestra ruta por Cascais y os descubríamos la multitud de actividades y gastronomía que nos regala el litoral portugués. Hoy continuamos recorriendo la región y os animamos a visitar Sintra en 24 horas.

Esta localidad fue elegida por gran parte de la nobleza portuguesa para construir sus hermosos palacetes y establecer las residencias veraniegas que ahora coronan la Sierra de Sintra, contribuyendo a dibujar un paraje tan misterioso como mágico, especialmente cuando su habitual neblina cae sobre las laderas de las montañas.Tanto si te alojas en Cascais como en Lisboa, no debes irte sin haber recorrido este cercano, singular e histórico rincón portugués. Aunque lo mejor es llevar una excursión concertada (en Visit Cascais puedes encontrar información), si decides ir por tu cuenta te recomendamos que madrugues un poco, ya que además de ser uno de los lugares con más turistas de Portugal, Sintra tiene hasta 10 monumentos históricos que merece la pena visitar. 

Centro histórico

Primera parada: Palacio da Pena

Visitar el Palacio da Pena. Es uno de los lugares más emblemáticos para comenzar vuestro recorrido. Allí podréis disfrutar de sus jardines y su interior de cuento de hadas. Y además tenéis la posibilidad de aprovechar para comprar una entrada combinada de cara a ver el resto de monumentos de la ciudad.

Rodeado de lagos, grandes árboles centenarios y una variada fauna en libertad, se alza este palacio construido en mitad del siglo XIX por el rey consorte D. Fernando de Sajonia Coburgo-Gotha. Está considerado como el primer palacio romántico de Europa y fue clasificado por la UNESCO como Patrimonio Mundial de la Humanidad desde 1995. Más tarde pasó a formar parte de la Red de residencias reales europeas en 2013.

Durante la visita (que se prolonga unas dos horas) a tan curioso lugar, te darás cuenta de su gran atractivo si eres un amante de la naturaleza, de la historia, del arte e incluso del esoterismo, ya que incluso puedes encontrar hornos alquímicos.

Segunda parada: Castelo Dos Mouros

La siguiente parada es el Castelo Dos Mouros. Este castillo medieval fue reconstruido en el siglo XIX sobre una antigua fortificación erigida por los árabes entre los siglos VIII y IX y que tuvo sus momentos de grandeza en el XII. Como se podrá observar una vez allí, sus grandes desniveles servían de defensa hasta tal punto que lo hacían casi incosquistable. La Torre Real ofrece unas hermosas vistas del paisaje que le rodea.

Cabe apuntar que ambos monumentos pueden recorrerse en los famosos coches de caballos que pasean por todo Sintra.

Tercera parada: Palacio Nacional de Sintra

Para acabar el plan de la mañana y abrir boca antes de bajar a comer al centro, visitamos el Palacio Nacional de Sintra. No tiene pérdida, ya que sus enormes y pintorescas chimeneas son uno de los símbolos más famosos y que más llaman la atención a la llegada a la localidad. Con un sinfín de estilos arquitectónicos (árabe, medieval, gótico, manuelino…), recorremos las diferentes estancias de este palacio que ha sido testigo de grandes acontecimientos en la historia portuguesa. Su mobiliario, pinturas, esculturas, cerámicas y textiles pertenecen a colecciones que van desde el siglo XVI hasta el XIX.

Palacio Nacional

Cuarta parada: Quinta da Regaleira

Tras el descanso de la comida, continuamos nuestra visita por la Quinta da Regaleira. Uno de nuestros monumentos favoritos y que más nos impresionó durante la visita a la región de Cascais. Mandado construir en los primeros años del siglo XX por el señor Cavalho Monteiro tras hacer fortuna en Brasil, el proyecto fue liderado por el arquitecto Luigi Manini, que llenó la hacienda de misteriosas grutas, pozos, lagos, torres y estatuas. Todo ello convierten a esta quinta en un lugar de ensueño y bucólico que llamará la atención de los grandes amantes de la cultura romántica. Una vez dentro preparad vuestras cámaras porque hay cientos de rincones encantadores, como es el caso de su famoso pozo inicíatico.

Regaleira

Quinta parada: Quinta de Monserrate

De estilo fundamentalmente neogótico y rodeada de amplios jardines que la convierten en uno de los lugares más románticos de Portugal, esta quinta fue construida en la segunda mitad del siglo XIX por orden de un rico comerciante inglés llamado Francis Cook. Dichos jardines están plagados de especies tanto autóctonas como exóticas, que llaman la atención de cualquier visitante.

En cuanto a la construcción en sí, es de estilo gótico, morisco y oriental, y supone un escenario perfecto para los conciertos que asiduamente acoge en su Sala de Música.

 

Sexta parada: Convento Dos Capuchos

Si aún os queda tiempo, podéis visitar el Convento Dos Capuchos. Fue construido en 1560 por D. Álvaro de Castro, cumpliendo la promesa de su padre, el virrey de la India D. João de Castro. Sus dependencias muestran la humildad de la vida cotidiana de los frailes de la Orden de San Francisco y rompe con la impresionante y acostumbrada arquitectura manuelina de la zona.  La austeridad se respira en cada rincón del convento franciscano.

Horarios y precios: www.parquesdesintra.pt

 

¿Cómo llegar a Sintra?

En coche: si tu punto de partida es Cascais, podrás llegar hasta Sintra por la carretera Nacional 9 hasta São Pedro de Sintra descendiendo después hasta la villa. Desde Lisboa podrás tomar la IC19 que te llevará hasta el destino en menos de media hora. Eso sí, no es muy recomendable viajar en automóvil, sobre todo durante los fines de semana y meses de verano, pues la ciudad se llena de turistas y hay pocas plazas de aparcamiento.

En autobús: el autobús 417 tarda tan solo 30 minutos desde la estación de Cascais. Si no has podido visitar el Cabo da Roca, que te recomendábamos en nuestro artículo sobre qué ver en Cascais, puedes coger el 403 ya que se detiene allí, y posteriormente retomar el camino hasta la estación de tren de Sintra. Allí podrás coger el autobús turístico 434 hasta el centro histórico o dar un paseo por tan bello paraje.

En tren: si viajas desde Lisboa hasta Sintra lo más rápido y cómodo es el tren que conecta ambas ciudades. Podrás cogerlo en la estación de tren de Rossio y por tan solo 2,15 euros llegarás hasta Sintra en algo más de media hora.

 

María Rodríguez
Viajes Internacionales

Un comentario

Deja un comentario

*