Viaje al Atardecer

Calles, parques e iglesias de Segovia

Segovia es una de las ciudades romanas que mejor se mantiene en estos tiempos, solo con ver el buen estado en el que se conserva uno de sus monumentos más importantes, el acueducto.

Pero seguro que muchos de vosotros habéis leído largo y tendido sobre la historia del Acueducto de Segovia, por eso queremos centrarnos más en los rincones que envuelve esta ciudad, por ejemplo el Parque del Alcázar, la Iglesia de la Vera Cruz y las vistas panorámicas desde la carretera de Valladolid en lo alto de la montaña para tener una buena vista de toda la ciudad y alrededores.

Desde el último punto que hemos indicado es aconsejable que se vaya en coche, puesto que esta un poco retirado del centro, pero aunque sea una carretera tiene puntos donde poder dejar el coche y disfrutar sentándote un poco en la ladera de la montaña para disfrutar de las vistas realmente impresionantes.

Otro de los consejos a la hora de pasar el día por Segovia, es ir tranquilo observando cada detalle de sus calles, edificios y sobretodo de sus monumentos aunque para llegar a ellos tengáis que subir cuestas y escaleras, si no estáis acostumbrados os aconsejo que os lo toméis con calma y más si vais en verano para que no os pueda dar una bajada de tensión, por os recomendamos que siempre vayáis bien hidratados o por lo menos ir haciendo descansos en los diversos bares que hay a lo largo de sus calles.

Si no habéis entrado nunca en el Alcázar de Segovia, es preferible que entréis antes de bajar al parque del Alcázar, porque estamos seguros que después de bajar y ver todo lo que tenéis que subir para irlo a visitar se os quitan las ganas, pero no solo a vosotros, a cualquiera…

Una vez que hayáis visitado el Alcázar, tenéis dos maneras de bajar al parque, una es siguiendo la carretera hasta llegar al parque que es un trayecto bastante largo y la otra opción es bajar por un atajo que se encuentra en el principio de la bajada desde el Alcázar al parque por la carretera a mano izquierda, con el que conseguiréis ahorraros un buen camino.

Ya en el parque del Alcázar, podréis disfrutar de su naturaleza dando un paseo incluso podéis llevaros una mochila con comida para hacer un picnic en su césped mientras que observáis el Alcázar de Segovia y disfrutáis del sonido del rio que pasa justo debajo.

Y para terminar vuestro recorrido ¿por qué no parar en otro punto bastante interesante?, este punto sería la Iglesia de la Vera Cruz, una pequeña iglesia situada a pocos metros del parque. Realizada en estilo románico, con planta dodecagonal con una nave circular a la cual se le han añadido cuatro ábsides, uno de ellos utilizado como sacristía. El acceso al templo se puede hacer por dos puerta diferentes, la principal esta situada en la fachada oeste y la puerta lateral que esta situada en la fachada sur de la iglesia.

Sin duda podemos decir que Segovia tiene más de un rincón al cual no hemos llegado todavía por eso os invitamos a que si conocéis más rincones que queráis que fotografiemos para mostrarlos al mundo, solo tenéis que dejar vuestro comentario en el post o escribir directamente en el muro de la Fan Page de Kebrantin en Facebook.

Fotografía, Viajes Nacionales

Deja un comentario

*