Viaje al Atardecer

Bélgica III

Ya llegamos a la próxima jornada! Veréis que bien amanecimos en Gante o Gent

Día 10: Gante.

Tras pasar la noche en el hotel Formula 1 de Gante, económico, limpio y muy bien situado cmo la mayoría ;), nos dirigimos a conocer  Gante a fondo y cual fue nuestra sorpresa cuando nos encontramos esta fiesta en la Plaza Sint-Baafsplein , donde había gente cantando, bailando y tomando champagne y como no, unas buenas cervezas belgas.

Después de pasar un buen rato entre belgas, decidimos que era momento de conocer a fondo la ciudad, pero con tristeza ya que muchos lugares de interés estaban cerrados por la fiesta y además el centro estaba en obras. En la Plaza Sint-Baafplein y alrededores, encontraréis los siguientes sitios que son imprescindibles visitar en Gante:

  • Catedral de San Bavón: Esta iglesia gótica cuenca en su interior con numerosos tesoros artísticos, como su barro altar en diferentes tonalidades de mármol, la obra de Rubens ‘la Entrada en el Monasterio de San Bavón’, entre otras. Pero seguramente, la que os suene más, es la famosa obra de Huberto y Juan Eyck, ‘La Adoración del Cordero Místico‘.
  • Campanario Municipal o Torre Belfort: Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Es símbolo de autonomía de la ciudad y rinde homenaje a la industria textil, a la que tanto debe esta ciudad. En ella se encuentra la Oficina de Turismo de Gante.

  • Teatro Real Neerlandés: En la misma Plaza de Sint-Baafsplein. En su fachada encontramos en un mural a Apolo y sus musas que contemplan la plaza restaurada. En la punta final del edificio, se encuentra la diosa Armonía.

  • Achtersikkel: Situado a 50m de la Plaza de Sint-Baafsplein, se encuentra esta pequeña plaza, donde entre callejuelas, podréis encontrar un antiguo edificio con sus dos torre y su pozo, que impresiona por su tranquilidad y silencio.
  • Ayuntamiento: Es un edificio muy singular y con varios estilos, que chocan tanto en su interior, como en su exterior con una fachada de estilo gótico flamígero y otra de estilo renacentista.
  • Iglesia de San Nicolás: Se encuenta en la calle Cataloniëstraat, cerca del Puente de San Miguel (os hablaré más tarde sobre él)m esta construida con piedra azul calcárea de Tournai y lleva en reconstrucción desde 1960.
  • Casa Gremial de los Albañiles: Se encuentra justo enfrente de la Iglesia de San Nicolás, en la fachada escalonada, bailan seis bufones al ritmo del viento. Este edificio pertenece acutalmente a la Federación de Turismo de Flandes Oriental.

Llegó el momento de comer, así que hicimos una pequeña paradita para entrar en calor y ponernos al día y ver por donde continuábamos nuestra ruta…Y proseguimos visitando:

  • Lonja de la Carne: Situada en la calle Groentenmarkt, en este local de madera, podréis probar el jamón Ganda en su restaurante y no os olvidéis de mirar al techo, donde encontraréis colgados muchos de ellos.
Foto: Het Groot Vleeshuis


  • Castillo de los Condes de Flandes: Se construyó este castillo en 1180, porque Felipe de Alsacia quería que los ganteses supieran quien dominaba la ciudad. Por eso, se encuentra prácticamente en una de las zonas más centricas entre el barrio Patershol y el de Prinsenhof.
  • Antigua Lonja del Pescado: Situado en la calle Sint-Veerlepein, se encuentra enfrente del Castillo de los Condes y encima de su fachada se encuentra la figura de Neptuno. Proximamente será una Oficina de Turismo.
  • Antiguo Edificio de Correos: Actualmente es un centro comercial, pero su edificio es impresionante y esta compuesto por una torre de reloj que bien recuerda alguna más famosa…

Paseamos por los Muelles de las Hierbas y de los Granos, donde se encontraban las casas gremiales y donde se conservan la mayoría de fachadas. Directamente desde estos muelles, llegamos al famoso Puente de San Miguel, desde donde tenéis unas vistas magníficas de gran parte del centro histórico y desde donde podréis ver las tres torres de la Iglesia de San Nicolás, la Torre Belfort y la Catedral de San Bavón.

Alejándonos un poco del centro, en el barrio de Sinr-Pietersplein, la zona más estudiantil y universitaria de Gante, se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora y San Pedro, situada en la plaza que recibe el mismo nombre del barrio. Su arquitecto se inspiró para su proyecto en grandes iglesias barrocas italianas.

Decidimos pasear por callejuelas y así conocer un poco más esta bonita ciudad, que me ha dejado impresionada, hasta que anocheció. Entre paseo y paseo, en la calle Belforstraat, muy cerca del Ayuntamiento y de la Iglesia de Santiago, los domingos se puede acudir a un mercadillo que montan de antigüedades.

También os recomiendo, que visitéis la chocolatería-bombonería Van Hoorebeke, donde compré varias cosas, pero solo llegaron las tabletas de chocolate de lo bueno que esta todo, se encuentra justo enfrente de la Oficina de Turismo de la Torre Belfort. Tuvimos que volver a Gante a la mañana siguiente, sólo para comprar estas cositas, ya que con la fiesta y que era domingo el local permanecía cerrado.

Estabamos empachados de comer tanto durante todo el día, así que decidimos hacer una cena light (casi ;)), un chocolate bien calentito después del frío que habíamos pasado durante todo el día y un buen gofre rico.

Así que aquí termino nuestro día, (ooooh :() antes que nada os dejo la agenda de lo que podéis hasta mayo en Gante. También podéis encontrar mucha más información, en la web oficial de turismo de Gante.

Y os muestro el resto de fotos, en este video, de nuestro fabuloso día en la preciosa ciudad de Gante:

PD. Quiero agradecerle a Cristina de Tu Blog en Mi Blog, la oportunidad que me ha dado de aparecer en el mismo, explicando la trayectoria de Viaje al Atardecer. Podéis verlo también en la sección de Prensa.

Viajes Internacionales

13 comentarios

    • Si me espero un poquitín, me hubiera llevado tus post en lugar de comprarme la guía en la librería.

      Me encanta como has descrito perfectamente todos los sitios y que son a cual más impresionante.

      Me impresionan los canales helados y que dan la impresión de llevar toda la vida así.

      Certifico que el chocolate en la chocolatería Van Hoorebeke es bueníiiiisimooo.

      Me ha gustado mucho.

      Gracias por este viaje.

      un besazo¡¡¡¡

      A Salto De Mata

    • Excelente trabajo!!!

      Yo he tenido la oportunidad de vivir en Gante, y os puedo asegurar que parte de mi corazón sigue allí en alguna parte, en el bar de Max tomando una Kwak de un litro y cuarto, esperando a un amigo bajo el puente de San Miguel, o sentado al sol en una de las terrazas de Grasley…

      Gracias por este regalo, Laura!

    • Precioso lugar Gante, también diré que conozco los Formula 1, ya que hemos viajado con nuestra perrita y en esos hoteles te dejan entrar contigo los perros, como la nuestra parecía muda, mejor que mejor. Además están muy limpios y sin problemas ya que se limpian automáticamente. Buena cerveza a todos aquellos que les gusta, dicen que mejor que la alemana, preciosa entrada, con ella paseamos de nuevo por esos parajes.
      Besossss

    • Hol Laura, parece que hacia frío a juzgar por la ropa que lleva la gent en el video :-)

      La verdad es que lo explicas de tal manera que da la sensación de estar junto a ti de viaje y eso es de agradecer.

      Y el último video de fotos te ha quedado de cine, me vas a tener que explicar como se hace eso, si tienes un ratillo, que me ha parecido muy interesante.

      Un besito
      el lio de Abi

    • No creía que Gante fuera tan bonita! Queremos viajar algún día a Bruselas, y pensábamos acercarnos en esa ocasión a Brujas. Pero habrá que apuntar también Gante, entonces.
      Besos

    • Tengo que darte la razón con los formula I, yo me alojé en ellos hace 12 años en Francia y me encantaron.
      Gante fué la ciudad de Bélgica que mas me gustó y verla con los canales helados aún la hace mas impresionate.
      Besos wapa.

    • ¡Jo! Laura, sino hubiera sido por tu reportaje, jamás pensaría viajar a Belgica, ¡soy una pueblerina! ¡que falta me hace descubrir mundo!
      Gracias y un besito.

    • Hola Laura, da gusto leerte y recordar lugares visitados, tiempo atrás, aunque parece no haber cambiado mucho. Gante es una ciudad genial, con muchísimo ambiente. Los canales helados, igual que en nuestra última visita a Amsterdam, recuerdan los paisajes de Averkamp…
      Un abrazo!
      Roberto

Deja un comentario

*