Viaje al Atardecer

Alojarse en el Hotel Hospes Palacio de los Patos

Como el título bien dice, he tenido la suerte de poder alojarme esta semana en el Hotel Hospes Palacio de los Patos*****, una experiencia única y que os recomiendo si visitáis Granada.

 

El hotel Palacio de los Patos es uno de los más emblemáticos de la ciudad, un palacio del siglo XIX reconvertido cuidadosamente en el hotel que es hoy en día y declarado Bien de Interés Cultural. Justo al lado del palacio y respetando la armonía del entorno, un edificio de nueva construcción que combina transparencias con la celosía de alabastro.

 

 

El hotel cuenta con 42 habitaciones exquisitamente decoradas y confortables que te hacen sentir como en tu propia casa, no se si os ha pasado alguna vez que entras en la habitación del hotel y estás deseando salir porque te horroriza la decoración, es una parte muy importante para el descanso y el bienestar. Y Hospes, piensa en todo, con su filosofía Fuenso, armoniza todos los sentidos y disfrutas durmiendo, comiendo, paseando o descansando…

 

Junior Suite Hospes Patos

 

Además del descanso, como os he comentado y se me olvidaba deciros, todos los elementos de las camas de los hoteles Hospes, están exclusivamente diseñados para la cadena y tenemos la posibilidad de comprarlos, yo dormí fenomenal.

 

 

Por otro lado, tuve la oportunidad de probar la selecta cocina Senzone, basada en la calidad natural de los productos locales, entre otros, pudimos degustar el exquisito caviar RioFrío del que os hablaré en otro post, el cual se cultiva en Granada y si tenéis oportunidad os recomiendo que disfrutéis de la experiencia Wellbeing Emotion de Granada, y diréis ¿Qué es? Pues bien, os podéis alojar durante dos noches en Hospes Palacio de los Patos, visitar la piscifactoría del Caviar de Riofrío, degustando en vuestra estancia su rico caviar entre otros servicios.

 

 

El hotel está en pleno centro de la ciudad de Granada, ubicado excelentemente, alguno a lo mejor pensará que ruido, pues comentaros que es un auténtico oasis en la ciudad, en su su jardín o en tu habitación es como si te aislaras del mundo, no se oye absolutamente nada, bueno sí, los pájaros cantar. ¿Qué os parece? Os cuento más… Para desconectar de nuestra rutina tenemos que acudir a su Bodyna Spa y disfrutar de su piscina o de algún masaje como hice yo…

 

 

Viajes Nacionales

3 comentarios

Deja un comentario

*