Viaje al Atardecer

La Isla de Incahuasi en medio del Salar de Uyuni

En mitad del desierto de sal más grande del mundo, el Salar de Uyuni, nos encontramos con la Isla de Incahuasi. Una pequeña isla que contrasta muchísimo desde lejos, dado que la rodean los miles de kilómetros de sal.

La Isla de Incahuasi es un lugar digno de visitar si estás en el Departamento de Potosí, exactamente en Uyuni. Es una isla bastante peculiar rodeada de una mar de sal, nunca mejor dicho, por lo menos esa es la sensación que te da cuando estas en lo alto de la isla.

Cuando te vas acercando te vas dando cuenta porque es tan llamativa esta isla en medio del salar. ¡La isla esta llena de cactus gigantes y milenarios, cactus que sin exagerar pueden llegar a medir más de 6 metros y de un grosor impresionante! (Por lo que no te recomiendo que te pinches con una de sus espinas, ¡Menudo tamaño!…)

Miguel Páez

Como podéis ver en la fotografía, no es broma, son realmente gigantes. Según nos indicaban, cada metro que crece el cactus tarda aproximadamente 1.000 años, por lo que solo hay que hacer un cálculo muy rápido para saber los años que pueden tener estas preciosidades.

Dejando de lado el inmenso tamaño de estas plantas que normalmente las tenemos en tamaño mini al lado de nuestro ordenador… La Isla de Incahuasi pertenece a una mancomunidad de los municipios de Llica y Tahua. Estos dos municipios son los encargados de mantener el estado de esta pequeña isla, que para nada es gratuita su entrada. La entrada a la isla cuesta 30 Bs., aproximadamente 3,50 €, que no es nada caro para lo bien cuidado que esta todo.

La Isla de Incahuasi la vamos poder recorrer a pie gracias a la variedad de senderos bien señalizados y cuidados por los que poder llegar hasta la cima, para observar así la inmensidad del Salar de Uyuni, las singulares “playas” de la isla y sobretodo a lo lejos el volcán Tunupa, como podéis ver en la foto superior. Recomiendo encarecidamente que se suba con tranquilidad hasta la cima, ya que hay que tener en cuenta que estamos casi a 4.000 metros sobre el nivel del mar, la presión en el pecho y los calambres en los músculos de las piernas pueden hacerte pasar una mal día. (No hay que temer nada, pero si ir con cuidado sobretodo cuando uno no esta acostumbrado a la altura).

Miguel Páez

El centro de recepción de la isla no ofrece servicio la posibilidad de hacer noche allí, por lo que tendríamos que seguir nuestro camino una vez visitada la misma o realizar una comida típica de la zona en mitad del salar mientras tenemos la Isla de Incahuasi enfrente, realmente recomendable esta opción. Normalmente tienes que contratar este servicio con la misma operadora que te lleva hasta el lugar o cambiar esta opción por comer en el restaurante que hay situado en la isla con comidas y refrescos típicos de los Andes.

Recomendaros si vais a visitar esta zona de Bolivia, que llevéis protección solar. Como os podéis imaginar el sol refleja muchísimo en la sal y os podéis poner morenos muy rápidamente (Por no decir que os podéis quemaros bastante…)

Aquí os dejo las fotografías que realice en este precioso lugar en mitad de un mar de sal…

Miguel Páez

Miguel Páez

Miguel Páez

Miguel Páez

Miguel Páez

Miguel Páez

Miguel Páez

Viajes Internacionales

Deja un comentario

*