Viaje al Atardecer

10 planes imprescindibles que no podemos perdernos de Túnez

Post Patrocinado

¿Quién dijo que las vacaciones tenían que terminar? Octubre se convierte en un mes increíble para embarcarse en un viaje que nos dé toda la energía y desconexión que necesitamos. Debido a que las aerolíneas ofertan cada vez mayores vuelos para descubrir lugares diferentes, tenemos la posibilidad de conseguir disfrutar de rincones increíbles. Al fin y al cabo, la vida se compone de experiencias y debemos aprovecharlas para poder enriquecer nuestra vida. En este sentido, Túnez se convierte en un destino mágico en el que disfrutar de todo lo que podemos hacer en él y para ello, lo mejor es apostar por un buen descanso en un hotel en Túnez que nos recargue la energía para descubrir todos los sitios de este lugar. En este artículo destacaremos cuáles son los más destacados.

Túnez: una capital con muchos planes que ofrecer

El turismo en Túnez ofrece la posibilidad de encontrar un lugar que no decepcionará. Su amplia oferta de sitios que poder descubrir, posibilitan un lugar mágico lleno de planes adaptados a todos los gustos y personas. Lo primero que debemos buscar es el alojamiento y para ello, lo mejor es recurrir a Iberostar Averroes para poder disfrutar de un descanso maravilloso.

A continuación, debemos buscar información sobre qué lugares podemos visitar. Para ello, hemos destacado algunos de ellos para facilitar esta organización previa al viaje. Sin duda, una visita obligada es el Museo del Bardo. Se trata de un museo que tiene más de un siglo de historia y se ha convertido en el más importante de Túnez. A la hora de destacar qué podemos encontrar en él, debemos hacer referencia a su colección de mosaicos romanos que se extraen de Cartago, Sousse y Dougga. Asimismo, tenemos la posibilidad de disfrutar de piezas de arte cristiano, líbico o púnico.

Por otro lado, podemos visitar la Medina. Consiste en visitar la ciudad vieja de la parte moderna de las urbes. La Medina de este lugar es una de las más representativas a nivel mundial y por ello, forma parte del Patrimonio de la Humanidad desde el año 1979. Sus callejuelas posibilitan que se convierta en todo un monumento, pero sus paredes blancas y sus puertas azules hacen que sea un lugar único. En su interior, podemos visitar la Mezquita Zitouna, Palacio del Bey, el de Dar Hussein o también Las Tres Madrazas.

El tercer lugar que no podemos perdernos es Cartago. Se trata de una antigua ciudad romana que se convirtió en una de las más destacadas del Imperio y a día de hoy, sus ruinas son Patrimonio de la Humanidad. Especialmente, destacan las termas de Antonio, pero también podemos acudir a la Catedral de San Luis de Cartago o bien, al Museo Nacional de Cartago.

Si hay un lugar que debemos visitar sí o sí es Sidi Bou Said. Es un pueblo próximo a Túnez y uno de los mayores atractivos del país. Sus callejuelas son una delicia a la hora de sacarse fotos para el recuerdo o redes sociales. Muchas de ellas desembocan en pequeñas colinas desde las que podemos sentarnos para disfrutar de sus terrazas con vistas al mar.

El siguiente lugar es el Parque Belvedere. Es el más grande de la ciudad y es perfecto para poder reponer fuerzas tras haber visitado los anteriores lugares. Allí, podremos disfrutar del Museo de Arte Moderno y del Zoo. Continuando con zonas verdes, el Jardín Habib Thameur es otra opción para poder pasear y relajarse.

El centro económico, político, cultural e histórico del país se encuentra en la Avenida Habib Bourguiba. En ella se han vivido distintos hitos históricos del país como movimientos o manifestaciones. A lo largo de dicha avenida, podemos visitar algunos edificios gubernamentales, hoteles o teatros.

Además de todo ello, es imprescindible hacer una visita al Mercado Central, que data del siglo XIX. SE encuentra en la parte nueva de Túnez y es una alternativa perfecta a los zocos de la Medina y para comprar frutos secos, higos y otros productos típicos de la gastronomía de este lugar. 

El noveno lugar es San Vicente de Paúl. Tenemos la posibilidad de encontrarnos con una catedral católica a pesar de que visitemos un lugar compuesto por un 98% de habitantes musulmanes. San Vicente de Paúl destaca por su mezcla de estilos como pueden ser el neogótico, neoárabe o neobizantino. Sin duda, es un lugar mágico que debemos visitar obligatoriamente.

El último lugar de todos es la Plaza de Kasbah. A pesar de que forma parte de la Medina, lo cierto es que es uno de los principales atractivos arquitectónicos del lugar y en este lugar, se han vivido ocupaciones, manifestaciones e incluso, enfrentamientos con el ejército. Una oportunidad de disfrutar de un lugar que contiene una gran historia.

Ahora que conocemos cuáles son los más destacados, es el momento de disfrutar de ello. Hagamos la maleta, reservemos el alojamiento y disfrutemos de cada uno de estos lugares para enriquecernos de una experiencia única en una ciudad que tiene tanto por ofrecer.


Booking.com
Viajes Internacionales

Deja un comentario

*