Viaje al Atardecer

Copenhague II

Si queréis saber como fue nuestro día anterior, paseando por los canales en kayak, visitando Tivoli Gardens y alternando por Nyhavn – Copenhague.

Nos levantamos temprano y con un buen desayuno y variado del hotel, nos dirigimos al centro de nuevo, a la oficina de turismo justo enfrente de Tivoli Gardens, donde nos encontramos con la guía de CPHCool quién nos guió por la ruta ‘Urban cool’ recorriendo el barrio de Vesterbro, este barrio ha sufrido una transformación y ahora mismo es el más ‘trendy’ de la ciudad, donde se concentran tiendas especializadas, restaurantes y bares vintage, además de hoteles como el Royal Hotel y el Hotel Astoria. También en este barrio se encuentra Meat Packing District, antaño eran mataderos y hoy se han trasformado en restaurantes, discotecas, tiendas y galerías de arte, que no han cambiado su decoración.

En este mismo barrio y concretamente en la C/ Værnedamsvej 10, comimos en el restaurante francés Les Trois Cochons (no hace falta traducción, no?) una comida bastante buena, donde cada uno eligió según los gustos…Y después en la misma calle, entramos en una espectacular chocolateria Summerbird, donde nuestro amable guía nos regalo unas almendras con chocolate espectaculares. Para despedirnos de este magnífico barrio, café con hielo en un café retro decorado como en los años 30, Granola entras y te transformas en la época. Os recomiendo que entréis porque el café y la respostería son deliciosos.

Con las pilas cargadas, cogimos un taxi (si, nos trataron como reyes y eso que queríamos todos montar en bici por esta ciudad tan bien adaptada) y fuimos al barrio libre de Christiania, donde una guía que vive allí, nos hizo un recorrido por esta ciudad en el centro de Copenhague creada en 1971, que cuenta con más de 1000 habitantes hippies y tiene una dimensión de 34 hectáreas, donde además de gobernarse por sus propias normas, esta permitido el consumo de drogas blandas.

Dentro de la misma, disponen talleres de bicicletas, proyectos ecológicos, locales de conciertos, bares, supermercados y cooperativas. Rodeado de naturaleza parece un lugar idílico por su esencia y el lugar donde se ubica. Sin duda, una visita imprescindible en vuestro itinerario.

Tras una jornada intensa de caminata, tuvimos más de una hora para descansar, tras una ducha, Ricard de Quicoto Blog y yo, decidimos paseas por las calles de alrededor del hotel. Disfrutamos de los conciertos callejeros y actuaciones, además de pasear por la calle peatonal más larga del mundo, la c/ Stroget donde se concentra la mayoría de restaurantes y tiendas  y así pudimos hacer alguna que otra foto más.

Nos tocaba pasar un poco de fresquito, pero no nos importaba después del calorcito que había hecho durante el día, llegamos al Icebar,situado al lado de nuestro hotel. Por si lo queréis visitar la entrada cuesta 20€ con derecho a una consumición a elegir (como la que véis a continuación). Es bastante curioso el ver todas las figuras que hay en el interior y como no estar en un bar de hielo :O

Después de esta refrescante experiencia, desorganizamos a la oficina de turismo y como jugaba España contra Paraguay, fuimos a la fan zone, situado en Kvæsthusmolen, donde se concentraba la gente para ver los partidos del mundial y ahí pasamos la tarde y ya cenamos. Como sabéis que ganamos, había que celebrarlo y fuimos al Meat Packing District, donde estuvimos en una de las discotecas tecno (antiguo matadero) de los que os he hablado al principio del post, y era curioso ver todavía los restos del matadero, como algunos ganchos colgados del techo y los azulejos de las paredes…

Sobre las 3.00 de la madrugada, íbamos camino del hotel y ya estaba ameneciendo, se veía el cielo cada vez más claro y cómo no sobre las 3.30h cuando nos estabamos acostando el sol ya estaba fuera, lo que dificultaba un poco dormir, entre la luz y el calor.. ¡Pero sorprendente!

Hasta aquí nuestro segundo día, mucho más relajado que el anterior… ¡Pero aún hay más! ¿Qué os está pareciendo?

Viajes Internacionales

7 comentarios

    • Hola Laura,

      Gratos recuerdos de la ciudad. Me encantó Christiania y el centro, con su Tivoli Park. Hablé de ello en su momento en mi blog y me alegra recordarlo ahora a través de tu viaje.

      Saludos!

    • Hola Laura, a mí Christianía no me gustó mucho, había una feria de hierba y otras “cosas” y mucho yonki con mal rollito, que si fotos no, pitbulls sueltos, guarrería… Pero original sí que era ;)

      ¿Habéis subido a la torre circular?. Unas vistas geniales

      Que lo paséis bien!

    • Hola Laura, cuantas novedades. Un viaje futuro a Irlanda, enhorabuena!!, colaboraciones, te afianzas en wikio… Guau!

      Copenhague es una de las capitales europeas que tenemos pendiente, y ahora leyendo lo que pones, creo que sube algún puesto. Las fotos están genial. Me da mucha envidia el cafe de época…

      Un abrazo!

      Roberto

    • Christianía, es un lugar especial dentro de tanta globalización y caos, junto con el establecimiento de hielo, lo que más me ha sorprendido

      Adelante con todos los proyectos, de los cuales compartimos algunos de ellos

      Besos y un abrazo muy grande¡¡¡

      A Salto De Mata

    • Buen post!

      Que gracia la foto del niño de la heladería. Aún tengo que subir esas fotos, le hice unas cuentas :P

      Un abrazo.

    • Qué gracia lo del bar de hielo!!! jejeje Y qué pasada que amanezca taaaaaan pronto!!!! yo eso tengo que ir a verlo!
      Besotes

Deja un comentario

*