Viaje al Atardecer

Acantilados de Moher, maravilla de la naturaleza en Irlanda

Durante nuestro recorrido por el oeste de Irlanda, no podía faltar la visita a los acantilados de Moher, situados en el condado de Clare y consideradas una de las 7 Maravillas de la Naturaleza.

Los acantilados de Moher, son una notable atracción turística, para el oeste de Irlanda. Debido a esto, cuenta con un centro de visita y un gran estacionamiento para la multitud de turistas que lo pueden visitar durante todo el año.

Nuestra visita por los acantilados de Moher, empezó desde un ferry que salió desde el muelle de Doolin, donde tuvimos bastante suerte, en poder realizar el recorrido, ya que el día no nos acompañaba, por culpa de la lluvia.

Montados en el ferry, pudimos ver todo el acantilado desde abajo, y aun lloviendo, nos quedamos impresionados con las dimensiones del mismo, que te hace sentirte tan pequeño ante la naturaleza… Que es cuando aprecias las maravillas naturales que te puedes encontrar por el mundo.

Desde el ferry pudimos observar, unas rocas que sobresalen del mar, conocidas como Great Raven y Little Raven, frente a los acantilados de Moher, sorprendiéndome bastante, la cantidad de aves que anidaban en ellas.

Una vez que terminamos el recorrido en barco por los acantilados, nos dirigimos a comer, en un bar típico irlandés, en el que pudimos disfrutar de una sopa calentita, ya que con la temperatura que hacia, era lo que más apetecía.

Terminada la comida, pusimos rumbo a la parte superior de los acantilados de Moher, que aunque lloviera a mares, ¿cómo no los íbamos a disfrutar de las increíbles vistas desde arriba?. Ya tomada la decisión, nos pusimos el chubasquero, preparamos las cámaras, protegiéndolas como podíamos y nos pusimos a andar al mirador donde se puede observar esta gran maravilla.

En la parte superior de los acantilados de Moher, a parte de disfrutar de las vistas, puedes visitar la Torre de O’Brien, torre circular de piedra situada a la mitad aproximadamente de los acantilados. Mirador para los miles de turistas que acuden a ver los acantilados, y que desde lo alto podremos observar las Aran Islands, la Bahía de Galway y al fondo las montañas Maumturk en Connemara.

Los acantilados tienen una extensión de 8 kilómetros y tienen una altura de 120 metros desde su punto más bajo, hasta llegar a los 214 metros de altura en su punto más alto. Realmente precioso, aunque me tocara visitarlo lloviendo, creo que es otra de las características de Irlanda, ¿no?.

A continuación os dejo las fotografías de esta maravilla de la naturaleza, juzgar vosotros mismos.

Fotografía, Viajes Internacionales

2 comentarios

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.