Viaje al Atardecer

Viaje a Malta

Como os conté hace algunos días, hace 2 semanas ya, 6 bloggers poníamos rumbo a nuestro viaje a Malta para estar recorriendo la isla durante 4 días junto a la Oficina de Turismo.

Salimos desde Madrid con destino a Malta con la aerolínea Ryanair, en dos horas y media estábamos en la isla dónde a media tarde comenzó nuestro viaje recorriendo Mdina o Medina, la primera capital de Malta durante el periodo de los caballeros de la Orden  de San Juan de Jerusalén y la ocupación romana. Se la conoce como “la ciudad del silencio” y es una ciudad fortificada situada en al oeste de Malta y desde lo alto de la colina donde se ubica, podemos ver unas increíbles vistas.

 

 

Para mi, una de las ciudades con más belleza de la isla e imprescindible su visita. En la misma ciudad cenamos en el Restaurante Medina, aquella noche y pudimos degustar la excelente calidad de los vinos malteses que nos dejo a todos bastante sorprendidos.

Al día siguiente y abandonando el hotel, Radisson SAS Bay Point, situado en St. Julian’s, la ciudad más turística y preferida por los jóvenes por la marcha que se concentra, nos dirigimos a Valletta, la capital de Malta desde 1570.

Dedicamos todo el día a recorrer la ciudad, donde la primera parada fue en los Jardines Barraca, además de ser muy bonitos se pueden contemplar, justo enfrente, las “tres ciudades de Malta” y las espectaculares vistas al Gran Puerto, parada de muchos de los cruceros del mediterráneo.

 

 

Más tarde visitamos la Co-Catedral de San Juan, construida entre 1573 y 1577, durante el reinado del Gran Maestre Jean de la Cassiere, su arquitectura es la máxima expresión artística del barroco y el Palacio del Gran Maestre, hoy el Palacio del Presidente de la República de Malta y el Parlamento. Terminamos la mañana comiendo en la terraza del Café Cordina, restaurante situado en el centro de Valleta y a muy buen precio.

 

 

Por la tarde, acudimos a ver The Malta Experiencie, un lugar, dónde si yo hubiera viajado por mi cuenta nunca hubiera visitado porque lo venden como un espectáculo para turistas, pero tengo que decir a favor, que a través de un vídeo te explican la historia de Malta y nos sirvió para entender mejor su cultura e historia. Esa tarde, cogimos el ferry, directos a Gozo, ya que tuvimos que anular la actividad de montar en Dghajsa (bote típico Maltés) para llegar al Hotel Ta Cenc e ir a cenar al Restaurante Dvenue, situado en Xaghra, donde la calidad y el trato fueron muy buenos.

A la mañana siguiente, ya el jueves, fuimos a Nadur, visitamos el Jardín Botánico con plantas autóctonas y los Templos de Ggantija (más antiguos que los de Stonehenge), excavados entre 1816-1820. Fuimos a la playa San Blas Bay, la única playa de arena natural de Gozo y con una gran pendiente para acceder a ella. ¡Coged aire!

 

 

Visitamos también la Cueva de Calypso y la Playa de Ramla Bay, justo debajo de la cueva, lugar también preferido por los surferos por sus olas. De allí, cogimos de nuevo el minibus para visitar la Citadel o Ciudadela, antigua capital de Gozo, su catedral y pasear por sus calles. Comimos en el restaurante Rikkardu, una casa de comida típica maltesa y nos desplazamos a Ta Mena, el primer complejo de agroturismo en las islas maltesas. Para terminar en las en las salinas de Qbajjar. Esta fue nuestra última noche con nuestra guía Anne, una gran profesional, con la que cenamos en el restaurante Zeffiro en Xlendi, un pueblecito pesquero.

El viernes, abandonamos Gozo, con la guía Audrey, y volvimos a Malta para visitar el Palacio Parisio, adquirido en la mitad del siglo XIX por el Marqués Giuseppe Scicluna. Más tarde visitamos los templos de Mnajdra & Hagar con vistas a otra de las islas maltesas y la más pequeña, Fifla. Desde allí nos fuimos a visitar la Gruta Azul, desde dónde pudimos disfrutar de unas magníficas vistas.

 


Sin mucho tiempo y con bastante rabia, sólo pudimos disfrutar de cinco minutos del bonito pueblo pescador de Marsaxlokk, para ir a comer con Rosanne de la oficina de turismo y visitar por la tarde Vittoriosa, una de las tres ciudades de Malta.


 

Después regresamos al hotel y tuvimos el resto de la tarde libre, dónde decidimos pasear por nuestra cuenta y visitar St. Julian’s, relajarnos y tomarnos algo para despedirnos del viaje, donde hemos disfrutado de la isla y nos lo hemos pasado de lujo.

 

Más adelante, os iré contando con detalle cada uno de los lugares que visitamos en el viaje. ¡No os lo perdáis! :)

 

 

 

Viajes Internacionales

12 comentarios

    • Hola Laura
      muy bueno el reportaje que nos traes de Malta, realmente me alegro mucho que puedas ir con la oficina de turismo, te lo mereces

      espero vengan muchos mas

      un abrazo

    • Hola Laura, desde luego se ve que disfrutaste del viaje y así lo transmites en tu reportaje y haces que lo vivamos contigo al ver esas estupendas fotografias y leyendo tus palabras.
      A seguir disfrutando de este tipo de viajes que para eso te lo curras y esperare las siguientes entregas.
      Besos

    • Bleid y Abi, ¡Muchas gracias chicos! Es una isla que os recomiendo visitar, os gustará muchísimo. ¡Un abrazote a los dos!

    • Vaya escapada más buena Laura. Os he seguido por twitter y sé que lo habéis pasado muy bien en este blogtrip. Tiene muy buena pinta Malta. Seguiré atento a tus entradas.
      Un abrazo.

    • Malta es uno de esos lugares que muchas veces me he planteado visitar porque he visto vuelos a buen precio… Pero en el último momento lo descartaba porque pensaba que no tendría nada interesante que ver. Qué equivocada estaba!!
      Un abrazo

    • Hola Laura!, que viaje más guapo!! La gente de turismo de Malta está apostando bien fuerte promocionar el país así, y estoy seguro que les va a salir genial.

      Lo que habéis subido a Twitter ya daba envidia, así que… Venga con esas entradas!!

      Un abrazo!
      Roberto

Deja un comentario

*