Viaje al Atardecer

Castillo de Almodóvar del Río

Uno de los sitios que no puedes dejar de ver en tu visita a Córdoba es el Castillo de Almodóvar del Río, un escenario que te hará viajar en el tiempo hacia el medievo. Además, conocerás uno de los escenarios elegidos por la famosa serie de HBO, Juego de Tronos, en España.

Hace unas semanas, durante una pequeña escapada que hicimos a Córdoba para descansar y para ver a la familia, quisimos conocer zonas de la provincia que todavía no habíamos estado. Una de estas zonas era Almodóvar del Río, no os vamos a mentir, a parte de que nos guste el turismo, también nos gustan las series y qué mejor excusa para conocer un lugar nuevo si puedes unir dos aficiones en una, ¿verdad?

Estamos seguros que Almodóvar del Río tiene muchos más alicientes, pero en nuestra visita predominaba conocer qué es lo que había llamado tanto la atención de una superproducción como Juego de Tronos. Nosotros creemos que con la fotografía que abrimos el post ya tendréis claro por qué eligieron este enclave para grabar la serie.

No solo son las fantásticas vistas del Castillo de Almodóvar con el río Guadalquivir pasando justo al lado del mismo, también es su ubicación en lo alto del cerro La Floresta que da mucho de qué hablar de esta maravillosa fortaleza medieval.

EL CASTILLO DE ALMODÓVAR DEL RÍO

De orígen árabe, el Castillo de Almodóvar fue construido alrededor del año 740. Situado a 252 metros de altura junto al río Guadalquivir, era un lugar estratégico para la defensa de Córdoba, ya que en esa época el río era navegable por pequeñas embarcaciones.

En el castillo se pueden ver las huellas de las diferentes culturas que han pasado por él, desde la musulmana hasta la cristiana, que han ido marcando el estilo arquitectónico del castillo a lo largo de los años.

Castillo de Almodóvar del Río

La reconstrucción del Castillo de Almodóvar empezó en 1901 de la mano de su propietario Rafael Desmaissieres y Farina y del arquitecto Adolfo Fernández Casanova. Que tras visitar el castillo a principios del siglo XIX y ver el estado en el que estaba el mismo decidieron realizar el mayor proyecto de sus vidas. Un proyecto al que dedicarían todo su tiempo y dinero para convertirlo en la impactante atalaya que corona actualmente Almodóvar del Río.

UNA VEZ DENTRO

En el mismo momento que entras por las puertas del castillo te sientes envuelto en la Edad Media. Sus almenas, sus torres y sus patios interiores te teletransportan inmediatamente en el tiempo. No solo es la magnitud del edificación, es lo bien ambientado y cuidado que está. Todo está preparado para que te sientas lo más cómodo posible durante la visita, ya que no hay nada que veas que esté fuera de lugar. Eso sí, ve pronto para no tener calor durante tu visita. Para conseguir disfrutar de las maravillosas vistas de la campiña cordobesa, del río Guadalquivir y del interior del castillo, tendrás que subir a sus torres, pero no te preocupes son seguras y bien acondicionadas… Sólo decir que ¡Merece la pena subir!

Booking.com
Viajes Nacionales

Deja un comentario

*