Viaje al Atardecer

Lugares imprescindibles por descubrir en Ámsterdam

Post Patrocinado

Pensamos en la capital holandesa y lo más seguro es que algún molino, canal o tulipán asome por nuestra mente pero, en realidad, Ámsterdam es mucho más que eso. Incluso es mucho más que su legalización de la marihuana o de su archi conocido Barrio Rojo. Una buena idea para conocerla de verdad y entender que atrae a tantas personas cada año (más de 19 millones llegaron hasta allí en el pasado 2018) es realizar free tours en Guruwalk porque con ellos se podrá entender mucho mejor este lugar, su cultura, su historia, su arte o sus diferentes barrios. La también llamada Venecia del norte espera y estos son algunos de los lugares que no pueden faltar en una visita allí.

Lugares imprescindibles en Ámsterdam

  • Rijksmuseum. Sin lugar a dudas es el museo más famoso de la ciudad y es por este motivo por lo que un buen consejo es reservar las entradas en cuanto que se conozcan las fechas del viaje. Sin lugar a dudas las pinturas del Siglo de Oro holandés son las más aclamadas del lugar pero tampoco hay que menospreciar las colecciones de arte egipcio y asiático que allí se encuentran. Todo un contraste que hace que la visita sea, si cabe, aún más especial. Como abre todos los días del año no hay excusa para no visitarlo.
  • Plaza Dam. Especialmente en los días que hace buen tiempo y fines de semana se puede ver bastante movimiento por la zona. Este lugar es todo un símbolo de la ciudad no sólo por los edificios que alberga (como el Palacio Real o el Monumento Nacional) sino porque es aquí donde se considera que comenzó la creación de la misma Ámsterdam.
  • Museo Van Gogh. Es cierto que Ámsterdam invita a recorrer sus calles, a descubrirla y a perderse entre las mismas a pie o con algunas de sus famosas bicicletas pero no es menos cierto que hay museos que no deben pasarse por alto. El primero ya lo mencionamos y éste es el más visitado gracias a la popularidad con la que cuenta el artista en todo el mundo. Aquí se pueden apreciar más de 200 obras del pintor y las colas para entrar suelen ser considerables. Una vez más, la compra anticipada por Internet puede ser la mejor opción.
  • Bloemenmarkt. O, lo que es lo mismo, el mercado de las flores. Es cierto que muchos turistas van hasta allí atraídos por su abanico de colores y sus aromas que no dejan de flotar en el ambiente, pero no es menos cierto que los propios holandeses siempre andan merodeando por allí también. Por supuesto aquí la estrella es el tulipán, todo un símbolo de la ciudad pero se pueden encontrar otras tantas flores y plantas igualmente bellas.
  • Plaza Leidseplein. Es el lugar ideal si lo que se está buscando es algo de ocio, ambiente y fiesta. Aquí tanto los teatros como los cines, restaurantes, pubs y discotecas abundan. Por si fuera poco, y para el que quiera probar suerte con el azar, es aquí también donde se sitúa el Casino de Holanda.
  • Barrio rojo. Porque el hecho de que sea tan conocido no quiere decir que no haya que visitarlo. Se encuentra en el centro de la ciudad. Es un lugar donde la prostitución legal puede verse en escaparates y donde los neones rojos indican que se ha llegado. Pese a que pudiera parecer lo contrario la normalidad con la que tratan este tema y la seguridad con la que cuentan hace que sea muy poco habitual que haya incidentes por la zona.
  • Coffe shop. Este tipo de establecimientos no son en realidad cafeterías (como bien parecería indicar su nombre) En realidad es aquí donde la venta y el consumo de hachís y cannabis (así como alimentos hechos con estas plantas) es legal. No es extraño encontrarse por aquí a gente disfrutando de un exquisito brownie con base de cannabis, por ejemplo. Cuanto menos puede ser una experiencia porque luego en cuestión de gustos habrá muchas preferencias. Lo que no se suele consumir en estos locales, aunque parezca un poco contradictorio, es alcohol y, además, no se permite el fumar tabaco.
  • Casa de Ana Frank. Visita ineludible a este lugar donde la conocida niña Ana Frank escribió su famoso diario en el que relataba lo que vivía durante la invasión nazi. Las diferentes habitaciones que se pueden ver nos trasladan a otro momento y nos dan otra perspectiva, especialmente la que se encuentra tras una estantería y en la que estuvieron ocultas 8 personas durante aproximadamente 2 años.
  • Zoológico. Se sale un poco de lo habitual pero es un lugar que gusta tanto a grandes como a pequeños. Se trata del zoo más antiguo de los Países Bajos y alberga más de 750 especies de animales en su interior. La vegetación seleccionada hace el resto para que la visita se convierta en todo un viaje al descubrimiento de la naturaleza. Pasear por allí en un día con clima agradable es, sencillamente, una maravilla.

Sin duda, la ciudad de Ámsterdam es un lugar perfecto para una escapada de fin de semana en la que da tiempo a recorrer los principales lugares emblemáticos sin volverse loco a caminar. Además, la comunicación con otros países y destinos es muy buena al estar situado en el corazón de Europa y ser accesible tanto por avión como por tren o coche.


Booking.com
Viajes Internacionales

Deja un comentario

*