Viaje al Atardecer

Ammán, capital de Jordania

Hoy os traemos otro lugar donde poder practicar nuestra afición al turismo, Ammán, capital de Jordania.  Ciudad que alberga aproximadamente 2 millones de habitantes y que, actualmente esta en continuo crecimiento debido a la rápida inmigración que llega de otros países.

En Ammán podremos disfrutar de las diversas construcciones, que varias civilizaciones han dejado a lo largo de la historia de la ciudad.  No siempre ha sido conocida con el nombre de Ammán, en el siglo XII aC era conocida como Amman Rabbath Ammon, debido a los hijos de Amón. La cual siglos más tarde fue conquistada por los asirios, seguidos por los persas y los macedonios, donde Ptolomeo II Filadelfo, soberano macedonio de Egipto, le volvió a cambiar el nombre a la ciudad, por el de Filadelfia. La ciudad se convirtió en parte del reino nabateo hasta el año 106 dC, cuando Filadelfia cayó bajo el control del imperio romano uniéndose así a la Decápolis.

Filadelfia, fue renombrada Ammán durante la época Ghassanian, floreciendo bajo los califatos de los Omeyas y los abasíes.

Nuestro recorrido por Ammán, empezó en la Ciudadela, antigua acrópolis romana, punto más alto de la colina en pleno centro de la ciudad, desde donde se pueden tener unas fantásticas vistas de la parte baja de la ciudad y observar también la calle principal de la capital. A demás de tener unas maravillosas vistas desde lo alto de la colina, en la Ciudadela, nos encontraremos con restos romanos, bizantinos y islámicos, como pueden ser, el Templo de Hércules que solo se conserva algunas columnas y parte de mano de una estatua, que nos puede indicar el gran tamaño que podía alcanzar la estatua; y la Mezquita Omeya, de la primera época islámica, la cual conserva casi a la perfección su cúpula principal. La entrada a la Ciudadela es de 13 JOD, aproximadamente 12€.

Ya terminada nuestra visita por la Ciudadela, pusimos rumbo a otro de los atrayentes de la ciudad, el Teatro Romano más grande de todo Oriente y conservado a la perfección, con un aforo para 6 mil personas. Ya que Kebrantin, tiene que estar siempre en lo más alto, para poder tener una buena panorámica del lugar, podemos decir que desde lo más alto del Teatro Romano, es un buen lugar para sacar una buena fotografía de parte de la ciudad. Y por último un dato muy importante para todo turista; la entrada al teatro es gratuita.

En el interior del Teatro Romano, podremos visitar un museo costumbrista, en el que veremos como eran las vestimentas y costumbres antiguas del país. Museo pequeño, pero muy completo, por lo menos para saber de donde provienen muchas de las costumbres jordanas.

A continuación, podréis ver el reportaje de la ciudad de Ammán, donde lo único que no pudimos visitar fue la Mezquita King Abdullah, debido a la apretada agenda que llevábamos.

Fotografía, Viajes Internacionales

Deja un comentario

*