Viaje al Atardecer

Puente del amor en Praga

Puente del amor en Praga

¿Os acordáis que os hablamos de la Venecia Praguense? Pues que mejor post que este para demostrar que la isla de Kampa en Praga, es un sitio especial para los enamorados como podéis ver en la primera fotografía con la reja llena de candados. Siendo tradición ya en muchos puentes por todo el mundo y en especial por Europa (Londres, Paris, Roma, etc.) Praga no iba a ser diferente.

El tamaño del puente es realmente pequeño, aproximadamente de 5 ó 6 metros de longitud, que sirve para atravesar el Arroyo del Diablo en el que se encuentra el antiguo molino del Gran Priorato y seguro que cuando estés pasando el puente te quedes ahí un rato observando sus barandillas llenas de candados, donde prácticamente ya no hay hueco para agarrar el candado al hierro de la barandilla y muchos de ellos están agarrados a otros candados…. Así que como suele ser la tracción, colocar el candado donde podáis y tirar la llave al río, ya que este acto en pareja, según dicen, nos asegurará el amor eterno y la felicidad…

Puente del amor en Praga

Este puente sin nombre, esta situado a pocos metros del “Muro de John Lennon” en el barrio praguense de Malá Strana, por lo que la mejor opción para preguntar por el puente no es por su nombre precisamente, sino que directamente por el Muro de Lennon y seguro que no os perderéis para encontrar este puente tan atractivo y digno de ver en Praga.

Puente del amor en Praga


Ver Mis sitios guardados en un mapa más grande

Viajes Internacionales

3 comentarios

    • Hola!
      Me gustaría comentaros una cosita… sobretodo para avisar a futuros viajeros.
      Antes de entrar al Puente (mirando hacia al muro de Lennon a la derecha en la ultima foto de los candados que ha colgado Laura a la derecha (se ve la pared pintada de un color rosado)) hay un “restaurante” pues evitar ir a comer nada… os cuento mi experiencia.
      Era el ultimo dia (mediodía)en Praga y acabamos n el muro de Lennon. Para no ponernos a buscar donde comer nos fue como anillo al dedo este restaurante ya que pensamos “Mira ya que estamos aquí, comemos, volvemos al hotel y ya cogemos las cosas para ir al aeropuerto pq si nos tenemos que poner a buscar un lugar donde comer vamos a tardar un huevo…” Pues nada entramos, era un lugar muy mono con un amplio patio y con vistas al canal. Nos sentamos y antes de nada preguntamos si nos daría tiempo a que nos sirvieran (eramos un grupo de 9 personas) pq (le dijimos la hora que teníamos pensado volver al hotel) teníamos que irnos hacia al aeropuerto. Nos dijeron que ningún problema que no sufriéramos que teníamos tiempo y nos servirían rápidos. (Si nos llegan a decir que al ser tantos tardarían algo más nos hubiéramos ido)y además sólo pedimos un plato combinado y una cerveza.
      Una vez sentados vimos el percal… un solo camarero para unas cuantas mesas y las que supusimos que eran las jefas estaban sentadas en unas sillas pintándose los labios y las uñas y gritándole al camarero… Cuando vimos que tardaban mucho, mucho me refiero a más de 1,30h para que nos trajeran el pedido, dijimos que nos íbamos pq no nos iba a dar tiempo de hacer todo lo que nos quedaba por hacer. Y justo al levantarnos nos trajeron algunos platos… otros tardaron algo más y en pocos minutos los terminaron de traer.
      Daba la casualidad que en el mismo restaurante había un grupo de chicas jovencitas sevillanas que les pasó lo mismo que a nosotros. Pero a ellas encima de la tardanza en tráeles el pedido les querían cobrar de más y encima les exigían la propina… cosa que las chicas se negaron en redondo y se largaron. Al salir nosotros nos las encontramos y estuvimos hablando de lo que les sucedió a ellas y a nosotros y realmente fue alucinante.
      Así que… no os lo recomiendo por nada del mundo… No se si aun sigue abierto, pq estuve en el 2011, pero por si las moscas os dejo este consejo…
      Un abrazo!

Deja un comentario

*